Lechada cubana

untitled

Por  Abraham Jiménez Enoa

 

Como a la vieja usanza, de la mano de par de brazos pinareños, uno zurdo y otro derecho, Cuba pintó de blanco a la selección universitaria de los Estados Unidos. Cinco por cero. Y ahora la balanza se inclina para los de casa en el tope bilateral. En dos salidas: dos victorias.

Esta última de manera convincente, sin reprimenda, nueve innings que transcurrieron piloteados por un solo comando. A bordo, Urquiola y sus discípulos, en tanto, los del dugout de enfrente no pudieron hacer otra cosa que aplaudir, bajar el rostro y buscar consuelo en la grama del remozado “Capitán San Luis”.

El zurdo Julio Alfredo Martínez fue demasiado para los norteños, una pesadilla, van a soñar con la conspicua parábola de su curva hasta que rocen el delirio. Cuando estén de vuelta, que aterricen y pongan sus pies en el norte, comentarán de seguro que en Cuba hay un muchacho de solo 22 años que no tiene mucha velocidad, que llega a las noventa millas en contadas ocasiones y que en sus primeros lanzamientos luce regado, algo iracundo, pero que pasado ese impasse, ese instante de desasosiego y zozobra, puede metamorfosearse. Puede combinar los envíos que salen enroscados de sus dedos con destino a las torres de luz pero que caen de manera sorpresiva en el centro de la zona de strike, con rectas lisas que no llegan a ser veloces pero que cruzan a los bateadores como la línea de tren que sorprende a la avenida más céntrica de la ciudad. Sigue leyendo

Cumpleaños 50 de Industriales: Un juego de pelota para la historia.

EDITORIAL

Por María Antonia García Alonso

Finalmente se hizo el juego de pelota entre los Industriales residentes en Cuba vs los Industriales residentes en los Estados Unidos en el estadio de la ciudad de Fort Lauderdale a solo 50 kilómetros de la Ciudad de Miami, a pesar de las inclemencias del tiempo que imposibilitó crear la logística adecuada, la lluvia jugó una mala pasada y no se pudo llegar al final del juego. Los convocó allí, la celebración del cumpleaños 50 de este emblemático equipo de la pelota cubana, por iniciativa del empresario Alejandro Cantón y su organización Somos Cuba. Sigue leyendo