¿Quién endereza esta pirámide invertida?

¿Quién endereza esta pirámide invertida?

LA HABANA. Hace unos años, un ex viceministro de Economía me comentaba  más en serio que para choteo, que según un estudio no divulgado quienes faltaban menos a sus trabajos eran los maleteros de los hoteles y los operadores de las bombas en las gasolineras.

Los primeros, por las suculentas propinas que recibían en moneda dura, mientras que los otros por el ilegal y lucrativo negocio de la venta de gasolina, apaciguado en una época en que los conocidos y ya extintos “trabajadores sociales” las tomaron por asalto y lograron disminuir el relajo por un tiempo.

Un poco más adelante en los años–porque del tema cuelga una gran cola como la del mono araña- me comentaba con gran entusiasmo un director de una sucursal bancaria, cuya oficina la separaba del parqueador o aparcacoches sólo una pared acristalada, que se estaba pensando seriamente proponerle alternar las responsabilidades. Cambiar la corbata por un pulóver salido de una incontenible balacera. Sigue leyendo

Relaciones CUBA-EEUU: Amplio respaldo de los cubanoamericanos, la extrema derecha se aísla

 

18_Usa-And-Cuba-740-645x300

Por María Antonia Garcia Alonso

Solo restan 48 horas para que concluya el año 2014, para mí no podía ser mejor su cierre; una gran noticia estremecía la conciencia de muchos, un acontecimiento para la historia marcaba un antes y un después: Era anunciada el 17 de diciembre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU por el presidente Barack Obama  y simultáneamente por el gobernante cubano Raúl Castro.

De inmediato las reacciones no se hicieron esperar ante el impacto de la noticia, inesperada, sorprendente. Para mí que precisamente este 26 de diciembre hizo 16 años que emigré de Cuba este acontecimiento tuvo un sabor especial, fue una mezcla de alegría y dolor, por recordar todo aquello que dejé atrás y que formó parte de mis vivencias y recuerdos más queridos, tal vez todo hubiera sido diferente. Pensé en la familia cubana que es una sola.

Muchos como yo, experimentaron lo mismo, grandes e indescriptibles emociones por esta gran noticia que siempre anhelé, especialmente en Cuba y Estados Unidos. Sigue leyendo