Tanya en Ciego de Ávila: una “artimaña” del tiempo (+Post)(+ Audio)(+ Video)

Escrito por Sayli Sosa Barceló Fotos y video: Eric Yanes

Tanya en Piña Colada 1

En lo que la artista considera su primer concierto en Cuba, Tanya se presentó en Ciego de Ávila, a propósito del Festival Piña Colada 2017. Estas son algunas impresiones

En 1991 Tanya Rodríguez ya no era vocalista de Arte Vivo ni de Monte de Espuma, pero se abría camino en solitario con una fuerza arrolladora. Sobresalía no solo por su imagen desenfadada y rockera, sino por un timbre grave y quebrado, potente, único. Entonces, una buena parte del público cubano esperaba que en el festival OTI de ese año, que sería el primero en el que la Isla participara desde su creación, ella y su tema Acorralada fueran las representantes. Mas no fue así.

Gravitaba todavía la confusión y los malos entendidos por Ese hombre está loco y todo se rompió. En el mejor momento de su carrera artística, Tanya se fue de Cuba y por más de dos décadas no volvimos a escuchar su voz. Ahora regresa y lo primero que pasa por la mente de los que la recuerdan es que el tiempo ha obrado una de esas artimañas con que juegan los escritores de ciencia ficción.

Tanya en Piña Colada 3

• Tanya después de 20 años en este pueblo

Está sobre el escenario, diminuta, detrás la banda comienza a tocar los primeros acordes, y en el segundo en que deja escapar ese susurro de acorralada al filo, de tu mirada, es imposible evitar el dejavú. Es como si alguien le pusiera pausa a la vieja grabadora Crown y, entre ese instante y este otro, la vida haya sido, apenas, un pestañazo de 25 años.

Interpreta la balada pop-rock una vez para comprobar lo que ya sabía: aún la recuerdan; y una segunda para dejarse llevar por el público. Mezcla canciones nuevas con las que medio teatro Principal ha ido a escuchar. El teatro no está lleno, pero no hace falta. Los que están, están por ella y es suficiente.

Vestida de negro, como antes, desgrana viejos temas y se puede percibir que saborea el momento de la reconquista. Perdida en el tiempo, Ese amor está muerto, Lágrimas de rabia, Entre nos, Ese hombre está loco. La gente canta los estribillos y sigue el ritmo con todo el cuerpo, igual que ella, que se agita y camina en redondo, que le pide al bajista más, al baterista más… más. Va intercalando otros nuevos: Borrarte de mí, Libertad disfrazada, Crazy right now. No está cansada, no tiene apuros. Ha venido a disfrutar.

Tanya dice que no le teme a nada cuando le preguntan por esta nueva etapa que comienza justo con su regreso. Creo, sin embargo, que podría amedrentarla el presente musical que vive la Isla, en el que el pop-rock o el rock´anroll no están en las listas de éxito y cada vez en menos espacios. Insisto en cómo podría conseguir “regresar” del todo: “Pienso que cuando las canciones son buenas y el cantante llega, la gente se conecta con la propuesta.”

Como siempre, la última palabra la tiene el tiempo, pero de momento, la vuelta a casa ha sido una feliz “artimaña”.

( Tomado del invasor.cu)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s