Donaciones de cubanos ayudarían a emplazar estatua de Martí en La Habana

Donaciones de cubanos ayudarían a emplazar estatua de Martí en La Habana

Foto: Magda Resik (Cubadebate)

Por redacción oncuba

Un gesto de amistad y concordia entre Estados Unidos y Cuba se convertirá en estatua antes de que termine este año. La réplica exacta del monumento a José Martí, emplazado en el Parque Central de Nueva York, llegará a La Habana y será colocada en la zona entre el antiguo Palacio Presidencial y la Bahía habanera; si manos generosas ayudan a que el metal fundido complete el viaje entre el estado de Pensilvania y la Isla caribeña.

Según el Historiador Eusebio Leal, principal gestor de la iniciativa, serán “indispensables” los aportes de quienes “sienten la legitimidad de su cubanía” y se unan, sin importar las cantidades en sus aportes, a la “contribución de instituciones y fundaciones de los Estados Unidos que favorecen las relaciones entre ambos pueblos”.

La escultura original contiene una inscripción que la describe como un regalo del pueblo de Cuba a los Estados Unidos. De acuerdo con Leal, y para reconocer a quienes participen en la materialización de este deseo, la inscripción al pie del monumento habanero invertirá el sentido original: “Ahora dirá: del pueblo de los Estados Unidos al pueblo de Cuba; englobando en el concepto de pueblo estadounidense no sólo a sus ciudadanos sino también a los cubanos patriotas que allí fijaron su residencia.”

La instalación del monumento en bronce, que recrea el instante en que el Apóstol de la Independencia cubana es alcanzado por descargas de fusilería en los campos de Dos Ríos, es una aspiración que ha tomado diez años de trabajo para ser conseguida. La aspiración de los promotores es que para inicios de 2017 la nueva obra pueda ser develada frente a la rada capitalina.

Foto: Magda Resik (Cubadebate)

Foto: Magda Resik (Cubadebate)

“A lo largo de esta década – explica el Historiador, según reseña un artículo publicado en el portal Cubadebate – ha resultado determinante promover el apoyo de numerosas personalidades de Estados Unidos, entre otras cosas, con el fin de obtener los fondos necesarios para la ejecución de la copia y su emplazamiento en el Centro Histórico habanero con todos los requerimientos al detalle (…) Mucho debemos agradecer – continúa diciendo el diputado a la Asamblea Nacional y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba– a las instituciones estadounidenses que han asumido el papel de promover y recibir los fondos que se requieren en nombre de la Oficina del Historiador, especialmente al Museo del Bronx y su directora Holly Block, así como a Leanne Mella, quien respondió a la convocatoria del mencionado museo como coordinadora del proyecto y del comité creado al efecto”.

Las donaciones se harán a través de la propia Leanne Mella, a quien se puede contactar por el correo: lmella@bronxmuseum.org, o por los teléfonos en Estados Unidos 718/681-6000 y 212/472-1762.

El esfuerzo por traer al archipiélago una réplica de la obra de Anna Hyatt Huntington se fundamenta, según Eusebio, en “(…) el carácter excepcional de esa obra del arte monumental; la imagen de un héroe en el acto de morir por la causa que había soñado (…)”.

La escultura, de 18,5 pies de altura, fue encargada por el gobierno republicano de Cuba a mitad de la década de 1950, y se instaló en áreas cercanas a los monumentos de Simón Bolívar y José de San Martín en el inicio de la Avenida de las Américas, del Parque Central neoyorquino.

Otra obra de la artista estadounidense Anne Hyatt está emplazada en Cuba, muy cerca de la Plaza de la Revolución, en el parque junto a la intersección de las calles Ayestarán y 20 de Mayo.

Otra obra de Hyatt en La Habana. Foto: Magda Resik (Cubadebate)

Otra obra de Hyatt en La Habana. Foto: Magda Resik (Cubadebate)

“Durante los últimos años – confesó Leal – remitimos cartas a incontables personalidades y aprovechamos cuanto contacto realizamos con representantes de la vida política, cultural y social estadounidense. Tal es el caso del Alcalde de Nueva York,Bill de Blasio y de la dirección de Parques y Recreos, dependencia de su alcaldía, que concediera el permiso para algo excepcional nunca antes autorizado: realizar una copia perfecta de la escultura con los métodos más modernos.”

Gestiones directas entre el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano y las autoridades norteñas, y la anuencia expresa del Secretario de Estado John Kerry, han impulsado también esta idea.

“El monumento a José Martí es una justa aspiración del pueblo cubano”, sostiene Leal. “Cuba regaló esa escultura a los Estados Unidos y una reproducción en estos momentos históricos significa extender las manos al pueblo de los Estados Unidos y desde el pueblo de los Estados Unidos, para favorecer un abrazo solidario entre pueblos.”

(Tomado de Oncubamagazine)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s