La visita de Obama a Cuba. ¿Qué hará ahora la extrema derecha?

Barack Obama. Foto: Archivo

Por Maria Antonia Garcia Alonso

 

El próximo 21 de marzo arribará a Cuba el presidente de Estados Unidos Barack Obama, acompañado de su esposa Michelle y una amplia delegación que incluye al Secretario de Estado John Kerry, en otros. Con este viaje histórico se marcará un hito en las páginas más recientes entre Cuba y su vecino más cercano.

Obama, será el primer presidente estadounidense en visitar Cuba, desde que lo hiciera Calvin Coolidge en 1928. Después de 87 años vuelve un presidente norteamericano pisar tierra cubana, sin embargo esta visita cobra matices diferentes propia del escenario en que acontece. El 17 de diciembre de 2014, junto con el presidente cubano Raúl Castro, Obama iniciaba un nuevo capítulo en las relaciones diplomáticas después de medio de siglo de enemistad.

En julio de 2015, Cuba y Estados Unidos restablecieron formalmente las relaciones diplomáticas. Primero fue el 20 de julio la reapertura de la embajada de Cuba en Washington y un mes más tarde se reabrió la embajada estadounidense en La Habana.

Con esta visita el gobierno de EEUU pretende hacer irreversible el proceso de normalización de las relaciones, por eso la visita de Obama es muy importante en ese sentido, al mismo tiempo Cuba asume esta visita como parte de todo el proceso de intercambio entre ambos gobiernos para encausar la normalización de las relaciones. Hay cosas pendientes aún: la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero que tanto daño y privaciones ocasiona al pueblo cubano, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán el verdadero sentido al hecho histórico que estamos viviendo hoy.

Sin dudas, en la medida que transcurren los días crece aún más la expectativa por este viaje de Obama a la Mayor de las Antillas. La comunidad cubano-americana, al igual que el pueblo de Cuba lo ha recibido con gran beneplácito, porque reina la esperanza de que un futuro de buena vecindad es posible por el bien común de los dos países, ya se han dado los primeros pasos.

En cambio la extrema derecha de Miami ha criticado abiertamente este viaje, Obama ha sido  objeto de críticas por parte de  los grupos anticastristas que se oponen al diálogo, entre estos grupos se encuentra el Directorio Democrático Cubano, que forma parte de la llamada Asamblea de la Resistencia Cubana. Los aspirantes de extrema derecha como Jeb Bush y Marcos Rubio,  han sido categóricos en expresar su desaprobación. De igual manera reaccionaron  los miembros de la mafia anticubana en el Congreso, como son los casos de Ileana Ros-Lehtinen, Carlos Curbelo, Bob Menéndez, Mario Díaz-Balart, entre otros.

 

¿Qué hará ahora la extrema derecha de Miami?

Solo les queda asumir que la realidad histórica   es irreversible, asumir conscientemente que los tiempos son otros, asumir  con realismo su fragilidad y fragmentación. Asumir  que su tiempo pasó al basurero de la historia, que nadie recordará y si se recuerda será para decir que nunca tuvieron la razón ni la verdad.

Foto: Reuters / Carlos Barria

Encuentro en la Cámara de Comercio de EEUU. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

II Diálogo Regulatorio EEUU-Cuba, en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s