Ley de presupuesto de EEUU no puede bloquear viajes a Cuba

El representante Mario Díaz-Balart (centro) habla en una conferencia de prensa en julio del 2015 en Miami para hablar sobre la reanudación de relaciones cn Cuba.

El representante Mario Díaz-Balart (centro) habla en una conferencia de prensa en julio del 2015 en Miami para hablar sobre la reanudación de relaciones cn Cuba. Héctor Gabino el Nuevo Herald

 

NORA GÁMEZ TORRES

Varias claúsulas que tenían por fin bloquear algunas de las medidas de flexibilización del embargo a Cuba anunciadas por el gobierno federal este año no fueron incluidas en la versión final de la ley de presupuesto del 2016 firmada el viernes por el presidente Barack Obama.

El proyecto de Ley de Asignación de Fondos a Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano que la Cámara de Representantes había aprobado en junio por un margen mínimo, prohibía el establecimiento de nuevos servicios de transporte aéreo y el otorgamiento de licencias a embarcaciones que pudieran tocar en puertos ubicados en propiedades de compañías estadounidenses confiscadas por el gobierno de Cuba.

De haber sido aprobada por el Senado, la medida hubiera bloqueado efectivamente los servicios de ferry los vuelos directos que EEUU y Cuba están a punto de reanudar.

En ese momento, el representante Mario Díaz-Balart, presidente de la Subcomisión de Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano, había declarado a el Nuevo Herald que la reanudación de vuelos regulares a Cuba era “un intento obvio de burlar la prohibición del turismo. Del mismo modo, permitir que los cruceros atraquen en Cuba violaría el espíritu y la letra de la ley de Estados Unidos. La expansión de viajes a Cuba financia directamente a individuos e instituciones que oprimen al pueblo cubano”.

Otros proyectos de ley para financiar otros departamentos y agencias presentados en la cámara baja incluían cláusulas —que no llegaron al texto final— para restringir las exportaciones a entidades controladas por las fuerzas armadas cubanas, bloquear los fondos para la futura embajada de Estados Unidos en La Habana y restringir los viajes académicos.

La ley de presupuesto firmada por Obama sí impide el uso de fondos para cerrar o transferir la Base Naval de Guantánamo e impide el empleo de fondos federales para brindar asistencia —incluidas líneas de crédito o préstamos— o pagar “reparaciones” al gobierno de Cuba.

Asimismo, exige que en un año —con posibilidad de prorrogarlo otro más— todas los cargos de supervisión en la embajada de EEUU en La Habana sean ocupados por ciudadanos estadounidenses. El secretario de Estado también debe enviar al Congreso un reporte sobre los empleados cubanos en la embajada, el proceso de selección, los esfuerzos para contrarrestar esfuerzos de la contrainteligencia cubana y el costo de eliminar esas plazas.

También prevé la construcción de un local para el resguardo de información compartimentada en las instalaciones diplomáticas estadounidenses en Cuba en las que se maneje información clasificada.

La ley de impuestos y presupuesto federal para el 2016, la última aprobada por el Congreso antes del fin del año, prevé gastos gubernamentales de $1.14 billones y un paquete fiscal por unos $680,000 millones.

Entre las medidas que Díaz-Balart logró incluir en la ley están $130 millones para la preservación de los Everglades, $433 millones para viviendas para personas de la tercera edad y cerca de $3,000 millones para “mantener nuestro compromiso con Israel”, según un comunicado enviado por su oficina.

(Tomado del NuevoHerald)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s