¿Adiós a Radio y TV Martí?

Radio_Martí_broadcast_studio-755x490

Por Luis Miguel Cabrera

La congresista estadounidense Betty McCollum presentará por segunda vez ante el Congreso un Proyecto de Ley para eliminar el presupuesto destinado a la Oficina de Transmisiones a Cuba, al mando de las estaciones de radio y televisión Martí.

En un comunicado, McCollum sostuvo que ambas emisoras -ilegales, según el gobierno cubano- son “instrumentos anticuados de la Guerra Fría” y un método obsoleto en el nuevo contexto creado a partir del anuncio del restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

La legisladora demócrata por el estado de Minnesota opina que los contribuyentes de su país “no deberían estar financiando radiodifusión propagandística. En lugar de eso, deberíamos facilitar esfuerzos para que los estadounidenses puedan involucrarse directamente con los cubanos”, afirmó.

Betty McMcollum, congresista demócrata por el estado de Minnesota
Betty McMcollum, congresista demócrata por el estado de Minnesota

La propuesta de McCollum cobra más sentido al hacerse pública la suspensión, el pasado abril, de los vuelos de Aero Martí, una plataforma de emisión a Cuba de señales de radio y televisión cuya inefectividad y elevado coste eran centro de una fuerte polémica en el seno de la comunidad miamense y el gobierno de la nación norteña.

La Broadcasting Board of Governors (BBG) -división del Departamento de Estado encargada de las emisiones financiadas con fondos públicos por todo el mundo- tenía en la mira a ambas estaciones por la baja relación coste-beneficio que implicaban. A finales de 2013, la BBG insistió en cerrar los proyectos debido al aumento del precio del combustible y los impuestos por concepto de renta de hangar para la aeronave, estimados en 80 mil dólares anuales. Sin embargo, esto no sucedió.

No obstante, la desgracia de Radio y TV Martí aumentó en 2014, al divulgarse un informe del Inspector General sobre la Junta de Transmisiones para Cuba. El documento reveló “baja moral” dentro del personal de las plantas, falta de transparencia en la toma de decisiones y corrupción en el manejo de dietas y otros recursos asignados por el gobierno.

Al presentar su propuesta ante el Capitolio, la legisladora precisó que en las últimas tres décadas las estaciones han gastado más de 770 millones de dólares. Cada año, el gobierno norteamericano prevé una treintena de millones para ambas y, en 2014, sus actividades se sufragaron con casi 27 millones.

Sin embargo, y contrario a la intención de disminuir gastos y presupuestos destinados para Radio y Tv Martí, la Oficina de Transmisiones para Cuba (OCB) del gobierno de EEUU firmó más de 100 contratos por valor de casi un millón de dólares para sus transmisiones hacia la Isla, desde el pasado 17 de diciembre, fecha en que los gobierno de ambas orillas anunciaron que comenzarían a renovar los lazos diplomáticos.

Radio Martí, creada en 1983 y TV Martí, inaugurada en 1990, transmiten desde Miami programación en español hacia Cuba. Sin embargo, su alcance es muy limitado, debido a la constante interferencia por la parte cubana y la ampliación de la red de radioemisoras municipales en la isla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s