La Diáspora cubana y sus Congresistas: Dos caras de una misma moneda.

Por redacción nuevodebatecuba

cubamerican-documental¿Por qué tanta resistencia a reconocer que los cubanos que viven en los Estados Unidos han cambiado su composición socio-demográfica y posiciones hacia Cuba?

Muchas son las razones, pero se debe esencialmente a que llegaron al país en épocas diferentes, con otras motivaciones y aspiraciones, verdaderamente distintas a los primeros, pero no por eso menos legítimas.

Los que van siendo mayoría en esa comunidad, nacieron o crecieron en Cuba después de 1959, como es natural, tienen diferentes posiciones hacia el sistema cubano. Unos lo critican, pero nada de acción. Otros llevan a cabo acciones para enfrentarlo, otros simplemente callan y trabajan, y otros son capaces de reconocer sus logros y limitaciones. No obstante, a todos los une el deseo común de continuar y fomentar los vínculos con sus familiares y amigos que viven en Cuba, defienden los viajes, las remesas, los intercambios culturales y se oponen al Embargo, que tanto daño ya ha hecho.

Ninguno de estos sentimientos  debe ser motivo de cuestionamiento y mucho menos de oposición, cuando tanto la emigración, como las remesas o los viajes a los países de origen es un fenómeno natural.  Nunca he leído nada negativo hacia los mexicanos que envían remesas a sus familiares o viajan a su país para pasar sus vacaciones. Todo lo contrario, los catalogan de héroes por ayudar al desarrollo local.

Ah! Pero cuando se trata de Cuba, enseguida escuchamos – esos son unos comunistas, espías de los castros, que vinieron a llevarnos nuestro dinero para su fracasada economía, corruptos, etc.-. Lo más lamentable, es que los que gritan y  ofenden son también cubanos. ¿Pero cuáles? Minorías que estaban vinculadas al gobierno de Batista y por tanto, estaban distanciados de los intereses del bienestar de la sociedad cubana.

Todo ello ha contribuido a mantener el control sobre los medios y la política local, e incluso, con ayuda de este capital han llegado a ocupar cargos en el Congreso y el Senado de los Estados Unidos, arrastrando con ellos su odio y frustraciones, manteniendo una posición hostil y recalcitrante hacia todo vínculo o relaciones con Cuba, y por tanto,  idean, organizan y apoyan acciones en contra de los intereses de la mayoría de los cubanos de las dos orillas.

Ejemplos tenemos de sobra, desde su oposición a las medidas de flexibilización de Obama hacia los viajes y remesas, hasta el apoyo a ridículas protestas de solo 3 o 4 personas, en contra de las visitas o presentaciones de artistas o personalidades de la cultura, que viven en Cuba, que apoyan y/o no se manifiestan en contra del gobierno cubano.

Pero esta arrogancia y ceguera llega tan lejos que Ileana Ros-Lehtinen, decidió  interrumpir al Secretario de Estado John Kerry, durante una audiencia sobre Irán para cuestionar públicamente la actitud de Obama cuando extendió su mano al Presidente Raúl Castro. O demostrar hipocresía ante su electorado, cuando para muchos ella ha sido una defensora de las personas de la tercera edad, pero ahora es capaz de oponerse a Joe García, por proponer el Heberprot-P, una alternativa de medicamento que reduce el riesgo de amputación de miembros inferiores, donde cerca del 30% de la población de la tercera edad sufre Diabetes Mellitus en el país, que tanto daño físico y psicológico acarrea, por el sólo hecho de ser un medicamento cubano.

Reconozco el mérito de Joe García, por haber tenido el coraje de manifestar públicamente los beneficios de este medicamento para su comunidad, amén de que es un producto cubano.

Por otra parte, Ileana irrespetuosamente llamó “payaso” a Bob Graham, exsenador Democráta, y exgobernador de la Florida, por su reciente viaje a Cuba, que tenía como objetivo contribuir con su experiencia a que la perforación que se realice en esta área geográfica cuente con un  alto nivel de seguridad y con la capacidad de responder en caso de un accidente, en función de la protección de las aguas y especies de la Florida, así como del turismo.

Todos sabemos que Graham es un crítico del sistema cubano y ha sido de los defensores del mantenimiento del Embargo, pero el odio de Ileana es tanto, que es capaz de insultar públicamente a su colega, un hombre respetado dentro de los círculos políticos del país.

En su lugar, yo pensaría mejor antes de hablar, porque muchos de las reacciones  que ha generado su comentario, no es sólo que a Ileana se le va la mano y le gusta extremarse en los programas locales de Miami, sino que Bob Graham, quien fue Presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara Alta estadounidense, pudiera sacar a relucir el expediente de fraude y corrupción de Ileana, dándonos más elementos de los aportados por el Nuevo Herald o el The New York Times, sobre su vínculo con Jack Abramoff, por ejemplo, o hacer alusión a todos los regalos aceptados o paseos dados a cambio de votos, cuyo historial fue “limpiado” públicamente por el Senador John McCain.

Por las razones que sabemos, Graham nunca haría referencia a su apoyo a grupos terroristas, en lo que Albio Sires y Bob Menéndez no se han quedado atrás. A propósito de Menéndez, la organización Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington DC (CREW), en el 2013 lo ubicó entre los trece políticos más corruptos del país. Se han conocido denuncias por sus vínculos con prostitutas en República Dominicana en el 2009 y 2010, en la residencia del oftalmólogo dominicano Salomon Melgen, uno de sus donantes y cercanos amigos.

Es conocido que el Senador reembolsó $58,000 a Melgen por 2 de los 3 viajes que realizó a República Dominicana en un avión privado de este, en el 2010 y ha sido investigada su intervención con funcionarios del Gobierno estadounidense, a favor de Melgen, para solucionar una disputa de facturación con Medicare. Hasta el FBI ha llegado esta presunta estafa del amigo del Senador.

Pero que mas podríamos esperar, un gran jurado federal en Miami, no presentó cargos contra Menéndez  y todos los congresistas cubano-americanos quedaron en silencio, mientras hipócritamente acusan a Cuba porque cubanos vinculados a estafas al Medicare han viajado al país, aprovechándose de la no existencia de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Otro con acusaciones de corrupción ha sido el también Senador Marco Rubio, que ha logrado escalar posiciones dentro del “establishment” norteamericano que lo han llevado a ser considerado uno de los candidatos principales a la presidencia y ya está pensando en la posibilidad de postularse para las próximas elecciones.

Imaginemos por un momento, apartándonos de todo análisis político de sus posibilidades para ser electo – un cubano presidiendo el gran imperio – sería la ironía más grande de la historia. Es una pena que no lo apoyaríamos, por no ser el representante idóneo de lo que somos, queremos y soñamos los cubanos, sino todo lo contrario.

Podríamos citar otros tantos ejemplos del por qué los cubanos no están representados por los congresistas cubano-americanos y aunque las condiciones socioeconómicas para ejercer influencia en la política aún sean mínimas, y muchos no se muestren interesados en integrarse al sistema político norteamericano, ni asumir posiciones o cargos para modificar la política de Estados Unidos hacia Cuba, ya no son tan minoría, ni tan silenciosa. Van teniendo voz en las calles, las redes sociales, las encuestas, así como en las elecciones. Por tanto, merecen respeto y  deben seguir luchando por no hacer más grande el abismo entre las dos orillas, construyamos puentes, aboguemos por el dialogo, nuestras familias lo necesitan y merecen.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s