Representante de EEUU visita a Alan Gross y elogia nuevo tono de relaciones con Cuba

Reuters
La Habana

Edward-Alex-Lee-320x180El secretario adjunto en funciones para asuntos del Hemisferio Occidental, Edward Alex Lee,  del Departamento de Estado de Estados Unidos, presente en Cuba para las conversaciones migratorias, elogió  el tono actual de las relaciones entre ambos países, y visitó al encarcelado contratista estadounidense Alan Gross durante su viaje de tres días a la isla.

El secretario adjunto en funciones para asuntos del Hemisferio Occidental, Edward Alex Lee, dijo que las conversaciones migratorias celebradas el jueves en La Habana fueron “muy constructivas y han dado lugar a algunos resultados positivos”. No dio detalles.

Lee informó que también se reunió con disidentes y otros funcionarios del Gobierno comunista, pero no divulgó el contenido. Los diálogos migratorios fueron suspendidos en el 2003 por el presidente George W. Bush.

Luego se reanudaron en enero del 2009 con la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama, pero volvieron a suspenderse en el 2011 cuando Gross fue sentenciado a 15 años de cárcel por instalar redes de Internet a la comunidad judía en la isla como parte de un programa de Washington que La Habana considera subversivo.

Cuba, cuya delegación estuvo encabezada por la directora de la división de Estados Unidos de la cancillería,Josefina Vidal, dijo en un comunicado que “la reunión se desarrolló en un ambiente respetuoso”.

Recientemente, funcionarios del Departamento de Estado y del Gobierno de Cuba dijeron a Reuters que los contactos han sido cordiales y constructivos, con menor dosis de la retórica que ha caracterizado por décadas las relaciones.

Y un ejemplo del nuevo clima fue el apretón de manos entre los presidentes Obama y el cubano Raúl Castrodurante los funerales del líder sudafricano Nelson Mandela en diciembre.

“A pesar de nuestra históricamente difícil relación en el transcurso del último año y medio, hemos sido capaces de hablar el uno al otro de manera respetuosa y reflexiva”, dijo Lee el viernes en una rara conferencia de prensa en La Habana.

“Pese a los obstáculos, Estados Unidos y Cuba continuamos buscando opciones para cooperar y avanzar en nuestros intereses comunes”, agregó al mencionar las conversaciones para reanudar el correo postal directo y coordinar respuestas ante posibles desastres marítimos por petróleo en el Golfo de México.

Las conversaciones migratorias son el contacto de mayor nivel entre los dos gobiernos enemigos de la Guerra Fría, sin relaciones diplomáticas oficialmente desde 1961. La última reunión de este tipo que habían sostenido fue en julio del 2013.

Bajo los acuerdos firmados en 1994 y 1995, ambos gobiernos se comprometieron a promover la migración legal, segura y ordenada de Cuba a Estados Unidos, y reunirse cada seis meses para revisar el tema.

Estados Unidos acepta anualmente a 20.000 cubanos inmigrantes como parte de los acuerdos.

El arresto de Gross en diciembre del 2009 y su posterior condena en marzo del 2011 frenaron un tímido acercamiento entre los dos países luego de que Obama asumió el cargo a principios del 2009 y flexibilizó las restricciones a los viajes y remesas que envían los cubano-estadounidenses a sus familias en la isla.

Cuba relajó sus restricciones migratorias en enero del 2013, aumentando el número de cubanos que pueden visitar legalmente Estados Unidos y permite a conocidos disidentes viajar libremente desde entonces.

Estados Unidos comenzó a otorgar recientemente visados por cinco años para algunos cubanos que viajan a Florida, en lugar de los habituales seis meses que concedía con anterioridad.

Pero, todavía existen barreras para un cambio fundamental en las relaciones enfocado en el destino de Gross y de cuatro agentes de inteligencia cubanos presos en Estados Unidos bajo cargos de espionaje desde hace más de 15 años, ambos temas discutidos en las conversaciones, dijo Lee.

“A lo largo de las discusiones expresamos nuestra sincera esperanza de que el Gobierno de Cuba permita a Alan Gross regresar con su familia (…) y tomamos nota de lo que dijeron los cubanos acerca de sus prisioneros”, apuntó al confirmar que había visitado al contratista, pero dijo que no podía divulgar el contenido de su conversación al describirla como “privada”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s