¿El “oro blanco” cubano despierta al congresista Joe García?

Redacción Nuevodebatecuba

8595-fotografia-gAmplia ha sido la repercusión del pronunciamiento del Congresista Joe García en America Tevé a favor de  que se comercialice en Estados Unidos el Heberprot-P, un medicamento cubano, el más novedoso y único prescrito para la terapia de la úlcera del pie diabético. El Congresista García pidió separar la política de un problema humano y defendió su posición ante las críticas de que esto sería una violación del Bloqueo, poniendo como ejemplo las acciones de George Bush en el 2004.

El Heberprot-P, basado en el factor de crecimiento humano recombinante, es conocido como el “oro blanco” y una de las ventajas del medicamento es que evita la amputación de miembros inferiores en la mayoría de los casos. Sus aportes benéficos van más allá de las fronteras cubanas y comienzan a expandirse por el mundo. Suman más de 125 mil pacientes tratados con ese fármaco fuera de la Isla.

El medicamento fue aprobado hace cinco años, y durante este lustro ha sido comercializado en 18 países, entre ellos Venezuela, Ecuador y Bolivia. Brasil, Perú y algunas naciones europeas son los nuevos mercados hacia los cuales el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) dirigirá el Heberprot-P, mientras en Europa aún se encuentra en la etapa de ensayo clínico, para luego ser inscrito en el registro sanitario.

Rusia también está muy interesada en el medicamento, España llegó a la fase dos de los ensayos, y esperan sea aceptado en los demás países, porque este producto no tiene competencia: es el único en el mundo que logra penetrar la úlcera y hacer que el tejido sane de adentro hacia afuera, todos los demás empleados para esta dolencia son sólo tratamientos tópicos.

Los estudios de impacto sobre la efectividad del medicamento reflejan un éxito del 78 por ciento, pero la mayor parte de las personas tratadas ya tenían lesiones ulcerosas grado tres o cuatro, por lo cual si sus médicos lo hubieran conocido antes, los resultados serían mejores.

La pérdida de una extremidad no sólo significa una disminución considerable de la calidad de vida del paciente, sino que, en las naciones donde el sistema de salud está subvencionado por el Estado, representa también un enorme gasto público, tanto por el ingreso hospitalario, como por la amputación, que es una operación costosa.

En el caso específico de Estados Unidos, la diabetes es la séptima causa de muerte y la causa principal de insuficiencia renal, amputaciones no traumáticas de los miembros inferiores y casos nuevos de ceguera en adultos.

Según las estadísticas de la División de Diabetes Aplicada del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, en el 2010, el 26.9% de la población de ese país de 65 años o más, tenía un diagnóstico de diabetes tipo I y II, al igual que cerca de 215,000 personas menores de 20 años de edad. En este mismo año el estimado de pacientes con prediabetes era de 79 millones de estadounidenses adultos de 20 años o más.

En el año 2007, el costo económico estimado por la atención a pacientes con diabetes para Estados Unidos era de $174 mil millones. De esta cantidad, $116 mil millones se atribuyeron a costos médicos directos y $58 mil millones a costos indirectos, como pérdida de días laborables, limitación en las actividades, y discapacidad debido a amputaciones y cegueras como resultado de la diabetes, más allá de que trae aparejado un gran daño psíquico y emocional a los pacientes y sus familiares.

Con estos datos podemos entender algunas de las razones por las que Joe García se atrevió a defender la prueba con el medicamento cubano, dando a entender que para él es más importante el valor humano de la propuesta, que el voto de los más  extremistas de Miami, pues es la primera vez que un cubanoamericano electo al Congreso de los Estados Unidos se desmarca de los otros Congresistas.

Es esperanzador, aunque no somos ingenuos, que haya una voz disonante en algún asunto y que lo haya asumido siendo consciente que tendría la desaprobación y una fuerte campaña en su contra por parte de los Congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Diaz-Balart, así como de los voceros de Miami Ninoska Pérez Castellón y el “Doctor” Darsi Ferrer,  que se dejan  llevar por la ceguera de la politiquería en contra de Cuba, con total falta de sensibilidad humana.

Lo bueno de esta historia es que, a diferencia de otros momentos y acontecimientos, la respuesta en las redes sociales de la propuesta de Joe García ha sido muy bien acogida por sectores de cubanos y norteamericanos con sentido común y respeto por la salud humana.

Sería muy alentador que Joe García realmente esté comprendiendo que el discurso y acciones del sector más extremista de Miami está obsoleto, e irá perdiendo cada vez más espacios. Parece ser que el “oro blanco” cubano ha provocado que se dé el primer paso, apoyémoslo todos aquellos que en primer lugar ponemos la SALUD DE LA HUMANIDAD. Otro punto en contra del Bloqueo a Cuba. Una vez más la extrema derecha se aísla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s