Ileana Ros Lehtinen, la FIU y el lado anticubano de un juego de pelota.

POR ALINA VARGAS
descargaUn nuevo capitulo de intolerancia respecto a Cuba sale a relucir por estos días en Miami. Esta vez no se trata de un evento cultural como “Paz sin Fronteras”, las misas de un Papa o la visita de Jay-Z y Beyoncé, ahora es un juego de pelota entre varios amigos de antaño quienes, por mucho tiempo, vistieron la camiseta del equipo de béisbol más famoso de Cuba: Industriales.
La idea que partió de un humorista cubano prendió rápidamente por  parte de empresarios cubanos del Sur de la Florida. Jugadores de Industriales se reencontrarían, entre strikes y abrazos pendientes, en par de encuentros amistosos a desarrollar en los terrenos de la FIU.
Desde Cuba legendarios peloteros como Javier Méndez y Lázaro Vargas ya entrenaban a toda máquina, de este lado del Estrecho de la Florida ex figuras de la MLB como el Duque Hernández, Euclides Rojas y René Arocha hacían su calentamiento desde el bullpen. La muy estimulante idea de celebrar el 50 Aniversario del equipo habanero con los amigos de ayer, de hoy y de siempre, nuevamente quedó truncada.
Figuras y organizaciones de la extrema derecha de Miami, nuevamente y desde bien temprano, comenzaron a torpedear el desarrollo del evento, pactado para los días 10 y 11 de Agosto. Una noticia de El Nuevo Herald del 22 de Julio anunció la triste noticia que Athletic FIU había roto con el contrato establecido con el promotor del evento Somos Cuba Entertaiment Group, por lo que el juego se quedaba sin sede, destinándolo prácticamente al fracaso. Sin embargo, lo que omite el reporte del diario de esta ciudad es que nuevamente las organizaciones anticastristas de la Florida recurren a su “lanzador principal”, la Congresista Republicana Ileana Ros Lehtinen, para cerrar políticamente un juego esperado por todos los cubanos de ambos lados del estrecho de la Florida , e incluso por aquellos que están también en otras latitudes y continentes.
  Según comenta una fuente anónima muy ligada al equipo Panthers de la Universidad de la Florida , presiones de 98 millas por hora fueron directamente lanzadas por nuestra legisladora contra los principales directivos de la FIU en aras de evitar ese partido de béisbol, sumado además a la fuerte campaña que ella recientemente desarrolla para aprobar sustanciales recortes de fondos y subsidios a este centro docente, debido a los crecientes intercambios entre académicos de la FIU y sus pares cubanos en la isla.
La alumni idolatrada de nuestra universidad y miembro de honor de esta sede, arremetió duramente contra Athletic FIU, firmante del contrato, exigiendo su cancelación inmediata. Fuentes de esa organización confirmaron que nada se pudo hacer ante tamaño chantaje. Era evidente que los catedráticos de la casa de altos estudios no tolerarían un mínimo de presión de quién asegura año tras año  cuantiosas sumas de fondos para  laboratorios subacuaticos y otras cuestiones de interés.
Se conoció con anticipación que miembros del Cuban Liberty Council (CLC) realizaron llamadas telefónicas, recogida de firmas y de dinero para cancelar este espectáculo deportivo. Su rabia contra la familia cubana y esta comunidad llegó a tal extremo, que estuvieron a punto de convocar a un cacerolazo frente a la sede de la FIU si las presiones de Ileana Ros no surtían efecto.
Nuevamente la señora  Ros y los líderes de la ultraderecha arremeten contra la comunidad cubana y sus auténticas aspiraciones. Ayer fue un concierto que querían cancelar, una ceremonia religiosa que pretendieron evitar, hoy es el abrazo de varios industrialistas legendarios que quieren arruinar.
Organizaciones, congresistas y líderes anticastristas que aún no se han dado cuenta que son un estorbo para nuestra comunidad. Presiones y chantajes pululan cuando de familia cubana se trata. Arcaicos de Guerra Fría, incomprensivos e inadaptados que aún no comprenden que Cuba y su comunidad ya han cambiado para siempre. Mientras estos señores lleven las riendas de la política contra la Habana, no podremos aspirar a una real reunificación de todos los cubanos.
 En el argot beisbolero de Cuba, los congresistas Federales de la Florida y sus lacayos anticastristas, políticamente son un out vestidos de pelotero.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s