Anuncian nuevas medidas migratorias adicionales a las ya informadas la pasada semana, que benefician las relaciones de la Nación con sus emigrados

Cuba seguirá apostando por una emigración legal, ordenada y segura.

Los pasos adoptados no responden a presiones ni a imposiciones de nadie. Responden a las genuinas aspiraciones y sentimientos profundos de la nación cubana, incluidos aquellos cubanos que por una causa u otra residen en el exterior, y se adoptan a pesar de que Estados Unidos mantiene su obcecado afán de destruir a la Revolución Cubana.

Importantes medidas anunciadas

Un programa especial transmitido por la Televisión Cubana la noche de este miércoles permitió profundizar en numerosos detalles de la actualización de la política migratoria del país y conocer nuevas medidas adoptadas en este campo, adicionales a las ya informadas la pasada semana. Participaron en el mismo el Secretario del Consejo de Estado de la República de Cuba, Homero Acosta, la Ministra de Justicia, María Esther Reus, el Segundo Jefe de la Dirección de Inmigración y Extranjería del MININT, Coronel Lamberto Fraga, y la Subdirectora de Estados Unidos del MINREX, Johana Tablada.

El programa de este miércoles sirvió también para anunciar nuevas y significativas medidas adoptadas por el Gobierno cubano para favorecer el intercambio entre la Nación y la emigración y que son de interés también para nuestro pueblo.

La primera medida anunciada es que se normaliza la entrada temporal al país de quienes emigraron ilegalmente después de los Acuerdos Migratorios de 1994. Los que salieron de una manera irregular con posterioridad a los Acuerdos Migratorios de ese año 1994, hoy están imposibilitados indefinidamente de volver al territorio nacional, y mediante esta medida podrán volver siempre que hayan transcurrido más de ocho años desde que ocurrió el hecho que dio origen a la prohibición.

En igual situación estarán los profesionales de la salud y deportistas de alto rendimiento que abandonaron la misión en el exterior e hicieron negativa de regreso o salieron ilegalmente del país posterior a 1990, e igualmente si han transcurrido más de ocho años de este hecho podrán regresar temporalmente al país.

¿Quiénes están exceptuados de este tratamiento?, quienes salieron a través de la ilegal Base Naval de Guantánamo, en este caso por razones de defensa y seguridad nacional.

Otra medida sería ampliar las causales de repatriación,de las personas que residen como emigrados en el exterior, como por ejemplo a quienes salieron del país con menos de 16 años de edad y a otras personas por razones humanitarias, entre ellas quienes requieran regresar para hacerse cargo de familiares desvalidos en Cuba o existan otras razones fundadas.

El proceso de repatriación ha ido incrementándose en los últimos tiempos, y muchas personas que hoy tienen la condición de emigrados por distintas razones han estado regresando al país y han sido acogidos. En la Resolución del Ministro del Interior se fijan los términos y los trámites que han de seguirse para este tema.

Y, por último, también regularizar las visitas al país de los ciudadanos cubanos que emigraron de manera ilegal cuando eran menores de 16 años. Aquí no se exige el término de los ocho años, se trata de personas que no tenían la voluntad, eran menores de edad y fueron arrastrados a esta aventura ilegal por mayores o se confabularon también con otras personas que los llevaron a esa aventura y se considera que no tenían la voluntad, la posibilidad de decidir en ese momento y, por tanto, pueden retornar al país aun cuando hayan salido de manera ilegal.

Estas serían las nuevas medidas que anuncia el Gobierno Revolucionario para seguir intensificando y profundizando la relación con la emigración cubana, hacerlo y ratificar el principio de que Cuba seguirá apostando por una emigración legal, ordenada y segura.

Un mayor acercamiento a la emigración

En el programa especial se puntualizó que las medidas adoptadas benefician el intercambio creciente con los mayoritarios sectores de la población que favorecen los vínculos familiares y respetan a su Patria y su pueblo.

Johanna Tablada (MINREX)informó que en estos momentos, Cuba tiene 136 oficinas consulares en el mundo, prácticamente cubren los principales asentamientos de cubanos en todo el planeta, y entre sus misiones principales, entre sus objetivos principales está precisamente prestar atención, atender, prestar un servicio de excelencia, cada vez más eficiente, a los emigrados cubanos. En este caso también esa emigración cubana está reunida, de alguna manera, en 133 asociaciones de emigrantes en 72 países, existen en este momento.

Homero Acosta, por su parte, resaltó que en el año 2011 viajaron a nuestro país alrededor de 400 000 cubanos que residen en el exterior; de ellos, casi 300 000 procedentes de Estados Unidos, esos que en Estados Unidos llaman refugiados y que son simplemente ciudadanos cubanos que residen, por una razón u otra, en ese territorio y que mantienen una posición, como explicamos al inicio, favorable, en sentido general, con su nación, con su país, con la Revolución y se oponen de manera mayoritaria a las medidas de hostilidad que mantiene Estados Unidos.

Reacciones en el imperio

Al valorar la reacción en Estados Unidos ante las medidas adoptadas por nuestro país, Johana Tablada informó que el gobierno norteamericano reaccionó en pocas horas al anuncio del Decreto 302, y la reacción, de alguna manera, es coherente con la manipulación que históricamente Estados Unidos ha realizado de todos los temas migratorios, del movimiento migratorio entre Cuba y Estados Unidos con fines políticos.
Reaccionaron dos voceros: el vocero para el Hemisferio Occidental, William Ostick, y también hubo declaraciones el mismo día de la vocera principal del Departamento de Estado, Victoria Nuland, ambos con una respuesta muy fría.

Estados Unidos lleva tantos años criticando, entre otros temas, el permiso de salida, que de alguna manera muy tímidamente dieron la bienvenida, para rápidamente proceder a cuestionar, a tergiversar su alcance y aclarar que no tenían mucha más información para evitar reconocer el significado de la medida y, sobre todo, como decías tú misma, no reconocer que el movimiento migratorio de los cubanos hacia el exterior era incluso antes de la eliminación del permiso de salida, mucho más normal que el que a ellos les gustaría admitir.

El señor Ostick, dijo que temían un incremento en el flujo migratorio y, además, se apresuró a aclarar que para ir a Estados Unidos los cubanos seguirán necesitando visas. Una cosa que resulta asombrosa e interesante es que aclaró que esperaban que los demás países de la región, terceros países a los que pudieran viajar los cubanos, además de Estados Unidos, también siguieran estableciendo los mecanismos de visado para los cubanos, en los que para algunos constituye un mensaje ya de enseñar los dientes de que van a estar prestando atención a cuán amplio o riguroso se aplicarán por otros países, no solamente por Estados Unidos.

Lo interesante aquí, señaló la funcionaria del MINREX, es que este señor no se refiere a que, precisamente, el Decreto Ley que acaba de aprobar Cuba es un decreto que favorece la emigración legal y en general el movimiento legal y normal de los cubanos, abarata los costos de estas operaciones, y de alguna manera fortalece la opción del movimiento legal de los cubanos, y por nada del mundo, como establece el Decreto en su primer Por Cuanto, pone en duda el compromiso de Cuba con la migración ordenada, segura y legal.

Cuando se le pregunta a la otra vocera, Victoria Nuland,sobre qué va a hacer Estados Unidos con aquellas medidas que tiene y que de alguna manera otorgan admisión automática a Estados Unidos a los cubanos que llegan por vías irregulares o no legales, ella dice —lo voy a citar textualmente—: “Yo no creo que vaya a haber ningún cambio en la letra de las leyes norteamericanas”. Pero después dice: “les pedimos y urgimos a las familias cubanas que utilicen las vías legales para la reunificación y otros mecanismos de migración que están en vigor”. Y también les manda el mensaje a terceros países, diciéndoles que esperan que los países sigan siendo firmes.

Esto es muy simpático-afrimó Johana; es decir, Estados Unidos les está pidiendo a otros que hagan su trabajo: Yo establezco una política diferenciada de estímulo a la migración ilegal de Cuba, pero me pongo brava si otros países les otorgan visas legales a los cubanos, si eso significa que pudieran hacerles más fácil el camino para llegar ilegalmente o presentarse en frontera en Estados Unidos.

Así que, realmente, de alguna manera habría que decir que la respuesta de Estados Unidos es coherente con toda la manipulación que, en general, desde el 1ro de Enero de 1959 ha mantenido en el tema migratorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s