Llamado de CAFE a defender el derecho de los viajes a Cuba

by isabel Posted on June 1, 2012

Denver, Colorado— Como cubano-americanos, queremos expresar nuestro descontento ante los intentos de David Rivera y otros legisladores de suprimir a los viajes familiares a Cuba, esta vez bajo el pretexto de proteger la Ley de Ajuste Cubano de 1966. Es verdaderamente bochornoso que un grupo de personas de origen cubano-americano, conociendo la extrema importancia de la familia dentro de la cultura cubana, haya decidido nuevamente jugar con nuestros más entrañables sentimientos, con el amor de nuestra familia y nuestro derecho a visitarla.

Una vez más, CAFE se pronuncia en de contra cualquier intento de aislarnos de los nuestros en Cuba. En el 2004, nos tomó por sorpresa que el ex Presidente Bush, presionado por la línea extremista de la comunidad cubano-americana, modificara el concepto de familia excluyendo de ésta a nuestros primos y tíos, limitando así las visitas a padres, hermanos o hijos a una vez cada tres años. En esta ocasión, independientemente de quien gane las elecciones en noviembre, no nos quedaremos de brazos cruzados.

En nuestra visita de abril a Washington, nos conmovió el accionar del Senador Mike Enzi, Republicano por el estado de Wyoming, para quien impedir a un ciudadano norteamericano asistir a una boda o funeral de un familiar, no forma parte de los valores promovidos por la cultura estadounidense. Fue emocionante saber cómo Mr. Enzi se involucró en el problema de los viajes a Cuba, después de que las regulaciones de la administración de Bush impidieran que uno de sus constituyentes viajara a la isla tras la pérdida de un miembro de su familia. Para el senador, este tipo de restricción es simplemente inhumana.

Al revertir las draconianas restricciones en contra de la familia cubana, el Presidente Obama ha promovido, en cierta medida, el camino hacia la reconciliación entre cubanos a ambos lados del estrecho de la Florida, cumpliendo con así uno de sus compromisos de su campaña electoral del 2008. Como cubano-americanos, nos sentimos orgullosos de su liderazgo en cuanto al tema de los viajes familiares a Cuba.

Separar a las sociedades norteamericana y cubana no es de beneficio para los intereses nacionales de Estados Unidos. Es evidente que las restricciones de viajes a Cuba son parte de una política fallida que sólo hace daño al pueblo cubano de ambas orillas. La posición del Presidente es coherente con los valores familiares y religiosos. Ningún gobierno tiene derecho a mantener a las familias separadas, impidiéndoles ayudarse y amarse. La solución a la incoherencia de las políticas de viaje no es restringir las visitas familiares de los cubano-americanos, sino la restauración el derecho constitucional de viaje a todos los norteamericanos. Ni un solo centavo debería usarse para impedir que éstos, cualquiera que sea su origen, viajen a donde lo deseen. En este particular, el gobierno debe ser parte de la solución, no del problema.

La defensa de los viajes familiares es el primer objetivo de CAFE. Hemos pedido al gobierno cubano un esfuerzo por alinear su política migratoria con los estándares internacionales de derecho al libre movimiento. Al mismo tiempo, estamos convencidos de que si el gobierno de los EEUU no reinstituye a sus ciudadanos el derecho de viaje, los viajes de los cubano-americanos correrán peligro. Esta por esta razón por la cual, como cubanos y como americanos, concebimos nuestra lucha por viajar a visitar a nuestros familiares en conexión con el empeño por eliminar las restricciones para todos los norteamericanos. Se trata de un asunto concerniente a los derechos humanos. No sacrificaremos nuestro derecho a viajar, ya sea en Cuba o en los EEUU.

CAFE convoca a todos los miembros de la comunidad cubano-americana en cada estado de la Unión –especialmente a esos que tienen el privilegio de ser ciudadanos de esta gran nación— a pedir a sus representantes en el Congreso que cesen cualquier restricción de los viajes de cubano-americanos a Cuba. Les pedimos que, junto a nosotros, exijan que David Rivera ponga fin a su deshumanizada farsa y que, junto a nosotros, apoyen el hacer extensivo a todos los norteamericanos los derechos de viajes, los valores familiares, y el derecho de los inmigrantes a poder visitar su país de origen.

Cuban Americans For Engagement (CAFE)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s