Sobre el papel del periodismo

El periodismo es búsqueda, relato, crítica, pero periodista no es aquel que escribe solo por un salario

Se le llama al periodismo el Cuarto Poder y no es con pocas o triviales razones. El poder fiscalizador sobre gobiernos y gobernantes puede llevarlos al descrédito por sus procederse en la vida pública o borrarlos de ella por pecados o pecadillos de menor envergadura. José Martí más que escritor fue periodista. Sus crónicas en numerosos medios de prensa difundieron variados temas donde proponía ideas o describía eventos. Su labor libertaria era su desvelo pero nunca abandonó el periodismo ni el discurso patriótico en audiencias de emigrados.

¿Qué era el periodismo para Martí? Era machete con filo, era bala directa al blanco, era mano extendida para el amigo, era puño cerrado a la injusticia pero era también verso limpio de su alma pura a su hijo, a un amigo o a un amor imposible. Toda su vida escribió, tan grande su obra fue que de tantos que las han estudiado aún causa asombro su claridad de pensamiento y limpieza de alma.

Recuerdo que una vez rebuscando su obra leí una crónica que describía cómo en los 1880 un alemán había desarrollado un microscopio para estudiar los minerales y rocas por sus propiedades ópticas. Estas preparaciones de rocas daban a la luz polarizada colores maravillosos. ¿Y saben la frase con que Martí terminaba su crónica?: “No hay colores en el Arco Iris ni en el ala del colibrí que tengan los colores en esta invención del Alemán Rosembuch”. Qué curiosidad de este hombre, que dedicaba tiempo a una invención de aquel tiempo y que hoy es herramienta aún para nosotros los geólogos.

El periodismo es búsqueda, es relato, es crítica, son muchas cosas pero el periodista no es aquel que escribe por solo un salario o por cuartillas escritas para colaboración. Es análisis desapasionado, es buscar la verdad que vemos y presentarla sustanciada con pruebas, es censura con ánimo de que el censurado rectifique. Es elogio al honesto y probo en la vida pública. Es abogar por la justicia social, es apoyar las causas justas. No es afiliarse a un partido sino afiliarse a la verdad. No es irse a una Universidad, leerse cuatro o cinco libracos, asistir a conferencias y aprobar un examen . El título de periodista o de “comunicador social” implica un sacerdocio que no muchos saben ejercer. No quiero que esto sea una monserga, es una sugerencia a todos los que escriban o comenten en este foro. Cuba para todos los que llevamos el nombre de cubanos es más que un pedazo de tierra, es una madre que teniendo a sus hijos desperdigados por el mundo siempre piensa cuándo ellos volverán a su regazo a besarla y abrazar a sus hermanos que están allá aún, a recriminar a los que no van por buen camino y a formar batallones de trabajo de mano y mente para hacer de Cuba la una, la Nación “De todos y para el Bien de Todos” eso ya nos lo dijo Martí. Hagámosle caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s